martes, 29 de marzo de 2016

#VOTACULTURA, 2014

Estas semanas son previas  a las elecciones para presidente 2016, surge en sectores inquietud por cuál será el trato a la cultura en nuevo gobierno. 

Comparto reflexiones y fotos de sesiones de trabajo #VOTACULTURA, 2014, para la memoria de las iniciativas impulsadas por la sociedad civil y el sector de la cultura por las Políticas Culturales.










A lo largo de varios meses del año 2014 se dieron sucesivas reuniones de trabajo con el objetivo de poner el tema de las políticas culturales en la agenda electoral, y propiciar la fiscalización ciudadana sobre “cultura en los planes de gobierno de los candidatos y candidatas a la alcaldía de Lima”, la idea, además, era luego hacer seguimiento a sus Programas y acciones.


¿QUÉ ES #VOTACULTURA?

“Es una “acción en red” — impulsada  por organizaciones culturales en todo el Perú — que busca:
Poner el tema de las políticas culturales en la agenda electoral,
Sensibilizar a los partidos políticos y candidatos sobre la importancia de las políticas culturales en el desarrollo local y regional,
Visibilizar las propuestas en materia de políticas culturales por parte de los candidatos municipales y regionales, y
Darle seguimiento a las promesas y compromisos electorales en esta área.

#VotaCultura es el producto de un trabajo continuo y en curso, impulsado por un grupo que se reconoce diverso y que valora esa pluralidad, conformado por personas y organizaciones que no pensamos igual, pero que nos escuchamos, conocemos y debatimos, para todos y todas".

Más información:

La iniciativa VOTACULTURA surge luego del  Balance anual de políticas culturales 2013 (http://mascultura.pe/blog/balancecultura2013/resultados/)

Logo de VOTACULTURA

VOTACULTURA 2014 convocó a pocos-pocas. No tuvo continuidad.

VOTACULTURA es verdad: deja huella (sus documentos, experiencia en cada uno(a) de los-las participantes), y, también, deja preguntas:

¿Por qué VOTACULTURA no sumó a más interesados en cambiar el escenario de cultura subvalorada?

No vemos participación activa de los pintores, músicos, teatristas, bailarines, historiadores del arte, otros, para sacar a la cultura de la marginalidad: ¿al artista le interesa dignificarse? (¿hay un tema de fatalismo y baja autoestima en aceptar el maltrato?)

O: ¿sucede que las tareas de sobrevivencia lo absorben por completo y no le dejan tiempo para activismo por el cambio de escenario? 

O ¿es un tema de individualismo, de descreimiento en la política?

Quizá su desafección sea un tema de que el artista cree que con su labor como trabajador del arte es suficiente, y que la tarea de gestión de la cultura es un asunto de otros. Y pasa que la autoridad a cargo de la cultura, lo vemos, es designado a dedo y, desde su improvisación y debilidad institucional sin presupuesto, hace una labor errática. 

O ¿es un asunto de CÓMO se los convoca para jornadas de discusión, reflexión, información, debate, y QUIÉN los convoca?

¿Se mantiene el hecho del artista como sensible y emocional que rechaza la teoría (pensar, sistematizar información, opinar argumentando)?

Se mantiene la situación de “reactivismo” del sector de la cultura, se inquieta cuando hay flagrante maltrato al área (lo de Castañeda desactivando Programas de Cultura de Villarán, borrado de murales)  pero luego desparece la indignación… hay inquietud en tiempos electorales pero luego se regresa a la inercia.

Las preguntas pueden extenderse: ¿qué entiende el sector de la cultura por “cultura”?, pues hay una noción reduccionista (cultura como bellas artes y las letras) y una noción amplia: además de las artes y las letras, cultura abarca a la cultura viva… desde la visión reduccionista lo que tenemos es refuerzo de brechas culturales (y refuerzo de prejuicios y estereotipos racistas).



Actualización (07-04-2016)

INICIATIVA VOTACULTURA

Este es un resumen de las ideas presentadas en el documento:
“VotaCultura - Versión 1 (17 de Marzo, 2014)”


Poner el tema de las políticas culturales en la agenda electoral y democratizar procesos de definición de prioridades en la elaboración de políticas culturales a nivel local.

Acción en red. Iniciativa independiente, impulsada desde la sociedad civil y organizada a nivel nacional. Construida desde diversas organizaciones civiles que participaron en el Segundo Balance Anual de Políticas Culturales (#BalanceCultura) en 2013 en Cusco, Chiclayo, Iquitos, Lima y Trujillo.

Buscó poner el tema de las políticas culturales en la agenda electoral de las elecciones regionales y municipales (05 de octubre de 2014); y, también, generar debate y conversaciones sobre la importancia de mejorar la calidad de las políticas culturales a nivel local, en todo el Perú. 

Acción en red para proponer prioridades para el diseño e implementación de políticas y proyectos culturales desde las instituciones públicas, a partir de procesos deliberativos y participativos que surjan desde las propias localidades y regiones, y que estén basados en el diálogo, la transparencia y la participación ciudadana en cultura.


No concentrarse en artistas y gestores únicamente.
Iniciativa dirigida a la masa de votantes (no solo al sector de la cultura), para sensibilizarlos respecto al rol que cumplen las políticas culturales en la mejora de la calidad de vida y la convivencia. 


Diagnóstico: 
PRÁCTICAS INSTITUCIONALES NOCIVAS
Los Gobiernos locales y regionales generalmente trabajan al margen de la posible participación y consulta de la sociedad civil. La cultura institucional subestima y deja de lado el trabajo constante e independiente de cientos de organizaciones culturales en todo el país. Deja de lado, también, los intereses de las propias comunidades y la pluralidad de aproximaciones a las prácticas y expresiones culturales en todo el Perú.

BRECHA:
- Por un lado: las experiencias, prácticas y aspiraciones del sector cultural.
- Por otro lado: las prácticas de gobierno de la cultura desde los gobiernos locales y regionales. 


Diagnóstico
Algunos gobiernos locales y regionales que aún no asocian el trabajo cultural con la promoción de prácticas democráticas y transparentes, ni con procesos más amplios de desarrollo humano y fortalecimiento de derechos civiles. 

Surge la necesidad de democratizar los procesos de definición, priorización e implementación de políticas culturales a nivel local y regional en el Perú.  
Impulsar procesos deliberativos y participativos, que surjan desde las propias localidades y regiones. El diálogo, la transparencia y la participación ciudadana en cultura. 

Diagnóstico: 
Las prácticas gubernamentales están desconectadas de los principales referentes contemporáneos en materia de política y legislación cultural

Las organizaciones civiles y culturales de diversas regiones del país reconocen la existencia de prácticas gubernamentales desconectadas de los principales referentes contemporáneos en materia de política y legislación cultural (Agenda 21 de la Cultura, Plan de Gobierno Abierto del Perú , Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad cultural , Carta Cultural Iberoamericana ,  Declaración de Hangzhou, etc.). 


Análisis de propuestas culturales en planes de gobierno de parte de los diversos candidatos locales y regionales

Sensibilizar a los partidos políticos y candidatos sobre la importancia de las políticas culturales en el desarrollo local y regional

Las elecciones regionales y municipales del 05 de octubre de 2014 como una oportunidad para darle seguimiento a las propuestas (o ausencia de propuestas) en materia de políticas culturales que surgen desde los candidatos y candidatas.

Tareas: 
Identificar y visibilizar las propuestas existentes en materia de políticas culturales por parte de los candidatos municipales y regionales.

Monitoreo de propuestas culturales en planes de gobierno de partidos políticos a nivel local y regional

Desarrollo de Campaña Mediática en medios sociales y tradicionales, dirigida tanto a candidatos, como a gestores y ciudadanos:
Preguntas “al aire”
Banners digitales
Videos virales, etc.
Desarrollo y Edición de “Políticas Culturales: Guía/Recomendaciones para Candidatos” 
Sección: Para Candidatos
Sección: Para Ciudadanos
Sección: “Glosario de políticas culturales” 
Sección: Recomendaciones claves para candidatos
Sección: “5 Compromisos Básicos para Candidatos”  
iPresentación y Difusión de Guía 

Otros:
Campañas virales en medios sociales
Incidencia en medios de comunicación tradicionales (radio, canales de señal abierta, canales de cable)
Apertura de debates en torno a propuestas y planes de gobierno




viernes, 25 de marzo de 2016

Todos somos corresponsables del desprecio a la cultura


RESUMEN:

En las invitaciones a los artistas, para intercambiar ideas sobre políticas culturales, lo que ha pasado con eso es que siempre participan, más o menos,  los mismos de siempre. 
Sector de la cultura muestra alguna capacidad de reaccionar en coyunturas, como tiempos de elecciones municipales o presidenciales, pero incapaces de construir, de articularse y crecer en el tiempo. 
Y la brecha entre lo que hacemos y el Gobierno y el público amplio sigue inalterable, esto es: la poca importancia social de la cultura y el arte se mantiene.




El sector de la cultura es corresponsable de la subvaloración de la cultura. No solo son víctimas de malos gobiernos y pésimas autoridades. 

La brecha entre lo que hacemos, nuestras prácticas culturales, y el Gobierno y el público sigue inalterable, la poca importancia social de la cultura y el arte se mantiene, pero: ¿cómo pedir que se nos respete y valore si lo que hacemos es solo “entretenimiento”, o, repito, solo sigue la lógica etnocentrista que deviene en racismo cultural?

A la convocatoria a los artistas y al sector de la cultura para plantear nuestras problemáticas y proponer soluciones, lo que ha pasado con frecuencia es que responden pocos. ¿Qué te pasa artista, trabajador del arte?, podrías ser más proactivo para sacar el arte y la cultura de su subvaloración, digo.

Y nuestro sector funciona reactivamente, por coyunturas. Por ejemplo, en tiempos de elecciones municipales o presidenciales; y, también, ante casos graves de abusos (uno reciente, Castañeda y el borrado masivo de murales graffiti), pero venimos siendo incapaces de construir espacios con acciones constantes, que articulen y crezcan en el tiempo. 

¿Cómo impulsar una nueva iniciativa de consideración del valor de la cultura por parte de políticos sin reconocer y procesar experiencias previas? …artista: ¿te parece importantes esto (saber que existen grupos y personas que han producido reflexiones y documentos)?

Algo de lo que ha pasado antes, y sigue pasando en algunos casos… (ojo: lista es  amplia pero no exhaustiva, puedes adjuntar datos por comentario):

El Foro Social Mundial y el Otro Mundo es Posible, y la agenda política posmoderna y los eventos organizados por el Programa Democracia y Transformación Global.
Ver:

El Foro de la Cultura Solidaria en Villa el salvador. 
Ver:

Los Congresos de las Artes. 2002, 2004, 2007. 
Ver:

El proyecto Impulso a las Iniciativas Culturales y Primer Congreso de Políticas Culturales (2008-2010).
Ver:

El documento PERUANIZAR EL PERÚ producido por la Comisión de Cultura de gana Perú, 2011.
Ver:

La iniciativa y Manifiesto de Somos Cultura (“organizaciones y agrupaciones culturales independientes que tienen como objetivo principal fortalecer y consolidar el rol de la cultura en la sociedad…”.
Ver:

Los Balances de Políticas Culturales (2012, 2013).
Ver:

Los varios ENC (Encuentro Nacional de Cultura, 2011,2012, 2013, 2014.
Ver:

La iniciativa Vota Cultura (la cultura en la agenda política) 2014
Ver:

El Programa de Cultura Viva Comunitaria de la MML, 2014.
Ver:

El Encuentro Nacional de Arte, Diversidad Cultural y Educación organizado por Warmayllu, 2009.
Ver:

La propuesta del MINEDU de arte como aprendizaje fundamental (Mesas Técnicas del MINEDU) 2014.
Ver:

Eventos realzados por CIUDADANIASX (“activismo cultural y derechos humanos, usamos el arte en sus diferentes manifestaciones y el activismo cultural como herramientas para cuestionar prejuicios y conceptos que dan origen al estigma y la discriminación”)
Ver:

La iniciativa Derechos de los Trabajadores del Arte.
Ver:

Los Picnic de Trabajadores del Arte en Tupac.
Ver:

Bisagra, “espacio que funciona como un punto de articulación dentro del fragmentado mundo de las artes visuales en Lima y en la región, generando conexiones entre sus distintas manifestaciones, así como con otras áreas de investigación y creación. Heredera de las experiencias previas en trabajo colectivo de algunos de sus integrantes, (como La Culpable, La Casa Rosa o Charla Parásita)”.
Ver:



Mucho mérito por parte de quienes han impulsado iniciativas para poner a la cultura al centro del debate, pero, como digo, muchas iniciativas no tienen continuidad y sigue la atomización de los actores de la cultura. 
Existe poca comunicación entre grupos, cada uno está en lo suyo. Sí, miremos a la cara y sin desaliento el reto del cambio de escenario. Poco a poco se suma, cada evento y proyecto deja huella, deja experiencias a analizar, deja propuestas, ¡tomémoslas en cuenta!

Desde la experiencia realizada NO PODEMOS TOLERAR IMPROVISACIÓN (subrayado, en altas y negrita), que quienes estén a cargo de la cultura pretendan comenzar de cero, como si no hubiera experiencias a recoger, sectores –en su pluralidad– a convocar (siempre teniendo presente la necesidad del fortalecimiento de capacidades de los trabajadores de la cultura, que sistematicen información, que manejen Instrumentos de políticas culturales y gestión cultural).

Una señal de cuál será el trato a la cultura es quien será nombrado(a) Ministro(a) de Cultura, cuál será su equipo de trabajo, y, muy importante: qué trato le dé el Presidente a “cultura” en su primer discurso de 28 de julio (día de la presentación de sus políticas en cultura).


Y, claro, surgen las tareas políticas, no solo generar reseñas de iniciativas por la dignificación de la cultura (implica a la investigación), si no, además, generar un espacio (espacio que dure en el tiempo) para el encuentro, intercambio de ideas, debates, propuestas… ¿quién le pone el cascabel al gato?




jueves, 24 de marzo de 2016

Reforma radical de las instituciones del arte


¿Algún político está dispuesto a encarar la reforma radical de las instituciones del arte?, ¿les interesa eso?



Museos hoy: herramientas de opresión cultural. Cerrar los museos de arte, reabrirlos cuando en sus colecciones de arte peruano sea evidente el respeto a la igual dignidad de todas las culturas. 


¿Sr(a) Político(a): le interesa la cultura (entendida en sentido amplio)… tiene el coraje para impulsar la reforma radical de las instituciones del arte?

Según selección de frases del Programa de Cultura del FA…
PROBLEMA: categorías inadecuadas (arte/arte popular; razón/ naturaleza; primitivo-bárbaro-salvaje/civilizado; moderno/tradicional, etc.), y, además; museo de arte, educación artística (escuelas de arte), historia del arte, prensa cultural, es decir, las instituciones del arte REPRODUCEN EL PATRÓN COLONIAL (lo no europeo, o lo otro cultural, subordinado-segregado).


Eliminar el racismo y la discriminación por identidad cultural, y, establecer la relación equitativa entre grupos socioculturales diferentes implica pasar de Nación monocultural (una cultura, una historia)  a una Nación pluricultural. No más ciudadanos de primera o segunda clase.

Lo que hay ahora es racismo, es decir, desprecio a la identidad cultural de sectores de peruanos… eso es v-i-o-l-e-n-c-i-a. Y ejercida por todxs lxs involucradxs en las instituciones artísticas: artistas, directores de museo y centros culturales, historiadores, docentes, curadores, administrativos.

EL RACISMO SE SANCIONA ¿NO ES VERDAD?, ¿QUÉ DEBIERA PASAR CON LOS ACTUALES ACTORES DE LAS INSTITUCIONES DEL ARTE?... 

¿Los actores de las instituciones del arte sienten vergüenza por el rol que vienen cumpliendo… son capaces de cambiar… son capaces de dejar dar un paso al costado, de retirarse como parte de la reforma radical las instituciones del arte?

Bien claro: LOS ARTISTAS CON SU ACTIVIDAD DAN SOPORTE AL RACISMO CULTURAL. Aunque sean “buena gente” resultan parte del horror cotidiano de la reproducción de prejuicios y estereotipos racistas.
El sector de la cultura es corresponsable de la subvaloración de la cultura. No solo son víctimas de malos gobiernos y pésimas autoridades. 
A la convocatoria a los artistas y al sector de la cultura para plantear nuestras problemáticas y proponer soluciones, lo que ha pasado es que responden pocos. Y sector funciona reaccionando a coyunturas como  los tiempos de elecciones municipales o presidenciales, o ante casos graves de abusos (uno reciente, Castañeda y el borrado masivo de murales graffiti), pero incapaces de construir con acciones constantes, creciendo en el tiempo. 
Otro: la brecha entre lo que hacemos, nuestras prácticas culturales, y el Gobierno y el público sigue inalterable, la poca importancia social de la cultura y el arte se mantiene, ¿cómo pedir que se nos respete si lo que hacemos es solo “entretenimiento” o, repito, si sigue la lógica etnocentrista que deviene en racismo cultural?

Otro, otro: 
 ¿Cómo impulsar una nueva iniciativa de consideración del valor de la cultura por parte de políticos sin procesar (conocimiento y aprendizaje de) experiencias previas? Algo de lo que ha pasado antes: el proyecto Impulso a las Iniciativas Culturales y Primer Congreso de Políticas Culturales (2008-2010), los varios ENC (Encuentro Nacional de Cultura, 2011,2012, 2013, 2014; la iniciativa y Manifiesto de Somos Cultura, entre otros. 


¿Le interesa a Verónica Mendoza liderar el proceso de reformas radicales… le interesa a algún político?, ¿lo consideran una prioridad?… ¿cuál es la prioridad que los políticos (Verónica, PPK, Barnechea, otros), le dan a la cultura (de verdad, no solo “promesa electoral”)? 

Los años del boom económico han sido los de demolición de patrimonio y privatización de espacios públicos… la acción de políticos en el Congreso ha sido nula, Álvarez es una ministra improvisada que ha demostrado gruesa ignorancia de la noción amplia de cultura (y el sector de la cultura la ha tolerado), doble discurso (de boca valorar a la diversidad, pero en la práctica mantener el racismo naturalizado inalterable) ha sido lo usual en presidente, ministra, alcaldes. 


Doble discurso.


Cultura como “última rueda del coche”, cultura marginada y subvalorada es una circunstancia que atraviesa a sucesivos gobiernos, ¿no merece esto que los políticos se pronuncien, haciendo admisión de error (por guardar silencio, por actitud complaciente y negligente, por mentir)?, ¿ESTOY SIENDO ESTÚPIDO Y NAIF POR PEDIR QUE LOS POLÍTICOS RECONOZCAN ERRORES? 


¿Conocen los políticos con nombre propio las resoluciones ONU sobre Cultura y Desarrollo? ¿Cuál consideran que es el rol de la cultura en el Desarrollo Sostenible?, ¿qué opinar de la propuesta de “Cultura Cuarto Pilar del Desarrollo Sostenible” (CGLU)?... ¿Qué les parece la propuesta del BID “Economía Naranja”?, ¿creen que vamos a poder acceder a la diversificación productiva sin confrontar el racismo, lo que impide que la diversidad cultural sea nuestra diferencia competitiva?

¿Qué opinan que el MAC Barranco haya sido construido sin considerar pedido de vecinos de respetar La Lagunita (Centro Cultural Beltroy Vera)?, qué opinan que ese museo haya sido inaugurado habiendo tenido como invitado especial al ex presidente García a pocos meses de los sucesos del baguazo y habiendo tenido él declaraciones de desprecio a la cultura indígena y nativa… lo van tolerar, van a tolerar a quienes han sido, y son, responsables de destrucción de la cultura (van a estar en sus cócteles y todo normal)?


 Desprecio a la cultura indígena

ASCO, "cultos" celebrando proyecto cultural que implica convertir en espacio seudo público parque vecinal. 


SZYSZLO ES RACISTA






Vecina barranquina en marcha de protesta (2012)


Lo que se espera es Gobernanza, se traduce en especialistas a cargo de la cultura, no lo que vemos: elecciones a dedo de autoridades funcionales a caudillos autoritarios... 

¿En serio?

Y PRESUPUESTO, dinero para la gestión de la cultura. Se habla, además, de fortalecimiento de capacidades, capacitar funcionarios y trabajadores, que conozcan y comprendan los instrumentos relacionados a Cultura y Desarrollo Sostenible (y Glosario de Cultura), ojo que esto vale también para el sector de la cultura: que se capacite. 

¿Qué hacemos con la Constitución del 93 qué es pro inversión privada?, ante el derecho a la cultura –ejemplo: proteger una huaca–, prevalece en derecho a hacer negocio (el derecho de Interbank a construir Real Plaza Puruchuco habiéndose destruido huaca con túnel)… 


Destrucción de Patrimonio Cultural para beneficiar a negocios privados...


Una tarea central es elaborar y promulgar la Ley General de Cultura, sin ese marco normativo ¿cómo darle estructura a la gestión de la cultura en nuestro vasto territorio con culturas diversas?, pero, ¿cómo impulsar esa Ley teniendo como corsé una Constitución salida de la dictadura mafiosa fujimorista?. Además: las políticas culturales deben ser diseñadas participativamente. Se ha propone como metodología (luego de la experiencia del Primer Congreso de Políticas Culturales del 2008): Congresos Regionales de Cultura… ¿Se quiere un gobierno con prácticas realmente democráticas (no la prolongación de gobiernos de derecha en piloto automático)? Las políticas culturales implican la movilización social.


¿Quieren propuestas y no solo diagnóstico?

Sugiero la lectura del Documento