domingo, 6 de noviembre de 2011

PROYECTO BARRANCO (1984-1990) Por María Burela


Foto del Foro: “DENUNCIA Y DEFENSA DEL PATRIMONIO HISTORICO CON INCLUSION SOCIAL”. El viernes 5 de agosto del 2011, en el CC El Averno, la arquitecta María Burela relata como ella y el Arq. Nano Cárdenas se movilizaron para evitar que demolieran una Casona en el Jr. Junín en Barranco, y, de imprimir y pegar afiches ellos solos, y de reuniones con algunos estudiantes en las bancas del parque Barranco (y luego “El Juanito”) fue sumando más y más jóvenes arquitectos al Proyecto de recuperación del patrimonio en Barranco...



PROYECTO BARRANCO (1984-1990)

Por María Burela

Se trató de recuperar el patrimonio arquitectónico del área que se denominó monumental. Es decir, que tenía viviendas, espacios urbanos que debían ser considerados patrimonio.

Empecemos por especificar que lo iniciamos solo dos personas Arq. Nano Cárdenas y la que habla.

Estábamos en Santa Eulalia bajo un árbol, leyendo el periódico, su esposa y niños jugaban por ahí y leemos en El Comercio que una casona del jirón Junín de Barranco, la iban a demoler.

Esta casona había sido objeto de juegos imaginarios, desde la calle, en ocasiones anteriores. Lo cual motivó el diálogo ¿vamos a dejar que la tumben?

No, no...no.

¿Qué haremos?

Defenderla...

En el camino de regreso, pensamos como empezar... con que fondos, con que recursos económicos.

Nano contaban con $100 y yo idem... tenemos $200 que hacer...

Afiches.

Llegamos a Lima, tal vez, tal vez 8 de la noche y nos dirigimos a la casa del Arq. Javier Sota... por ese entonces vivía cerca al Malecón y era Decano de la Facultad de Arquitectura de la UNI y supuesto amigo mío.

Repito casi textualmente. Sota dice:

- María... no sueñes, esto se convertirá en un Miraflores.

- ¿Necesitas trabajo?... te puedo conseguir...

Mi respuesta fue salir dando un gran portazo... una gran puerta de vidrio... lo cual para mi rabia no se rompió.


La siguiente parada fue donde el Arq. Soyer, también Barranquino, le explicamos que empezaríamos por hacer afiches... inmediatamente nos dio $200 y dijo ¡ya!


Afiche diseñado por Nano Cárdenas, 1984. Imprimir y pegar este afiche por Barranco, para alertar del peligro de demolición que enfrentaba esta casona, fue el inicio de una exitosa y ejemplar movilización.


El día jueves de esa semana estábamos pegando afiches en todo Barranco, Nano y yo, que decía “NUESTRO PATRIMONIO ESTÁ SIENDO DESTRUIDO, ¡EVITEMOSLO!”, con el dibujo (hecho por Nano) de la casa que pretendían demoler. La cual ha permanecido muchos años... ahora no sé.

Informé a mis alumnos en la Facultad de Arquitectura en la Ricardo Palma... trabajamos primero en una banca del Parque Barranco y después en el bar “El Juanito”; después de 2 0 3 meses ya eran unos 20 alumnas y alumnos que trabajaban con nosotros por las noches después de su TALLER DE DISEÑO DE ARQUITECTURA, sin remuneración alguna. Posteriormente FOPTUR nos puso una oficina en el Municipio, pagaron un arquitecto en el lugar, perenne, material de dibujo, secretaria, y así se conformó la oficina de Recuperación de Barranco.

Trabajamos gratis 4 arquitectos más, Soyer que venía una noche por semana. Y consumimos cajones de cerveza conversando con los barranquinos para que no vendieran sus casas a pedazos, que era así como se las compraban, vigas, puertas, molduras.

De 1984 a 1990, se hicieron planos de unas 300 casonas, fichas de cada una para la oficina de PATRIMONIO MONUMENTAL, para que las fueran declarando MONUMENTO HISTÓRICO.

Por el año 87 dos arquitectos de imagen de Conservación Monumental un barranquino Lértora y Correa, que había trabajado en Trujillo, solicitan el proyecto para presentarlo en un Congreso en la Habana sobre CIUDADES PATRIMONIO, trabajamos 10 días todas las noches, nuestros trabajos remunerados eran de día, diurno.

Se llevaron el proyecto, nos dijeron se podía conseguir apoyo económico internacional de Unesco, pero...

Como tengo suerte loca, por otras razones fui a Paris y de frente llegué a la oficina que había organizado el encuentro de la Habana... y me informan que nuestros colegas solo habían presentado el PROYECTO BARRANCO a unos amigos...!

ICOMOS, la organización mundial, me explica que hacer, formar otro organismo, no contar con esos profesionales... me felicitaban y no entendían como habíamos logrado tanto con tan poco dinero... ofrecieron subsidios y apoyo (pero ese es otro capítulo).

Se ficharon, es decir se elaboraron planos de más de 300 casonas, calles y se dieron lineamientos de conservación en el periodo de 6 años continuos.

Los responsables no recibimos ningún pago... solo materiales para los estudiantes.
Así salvamos Barranco.

¿Por qué nos retiramos en el 90?, es otra historia.


Fragmento de la charla de la arquitecta María Burela en el Foro “DENUNCIA Y DEFENSA DEL PATRIMONIO HISTORICO CON INCLUSION SOCIAL”, realizado el viernes 5 de agosto DEL 2011 en el CC El Averno.


video

No hay comentarios: